Publicidad

sábado, junio 23, 2007

El orgullo Erasmus

O al menos el mío.
Que si, que se puede ser Erasmus y estudiar. He aquí la prueba.
Pese a que había gente que no se lo creía, que tras mi entrevista en la SER gané credibilidad, mis profesores reconocen que soy genial y por supuesto terriblemente encantadora. No lo dicen con esas palabras. Leed.
Me quedo con: "Es de esperar que los siguientes intercambios entre nuestras dos Universidades sean siempre tan gratos y enriquecedores". Hale, el listón está alto.
¡Me amo y me adoro!

2 comentarios:

Natanzuelo dijo...

Felicitaciones Marga!!

Anónimo dijo...

ENHORABUENA!!!!!!!!!!
Elena