Publicidad

sábado, agosto 16, 2008

Perdona si te llamo amor

Perdona si te llamo amor es el título del último libro de Federico Moccia. Lo he leído en estos días porque quería leer algo ligerico por eso de que el calor no me deja pensar. La crítica, que no siempre tiene razón, decía que estaba bien, publicado por Planeta Internacional daba buena espina, tener la tercera edición y que me lo recomendasen, me animó a leerlo.
La historia no está mal, en ocasiones hasta engancha, sobre todo cuando no se sabe si el pederasta va a terminar tirándose a la niña. La primera página espanta cuando uno lee "Parece Paris Hilton" y "mete una rodaja de limón en cada Coronita". ¡Esto qué es? ¿Literatura o una transcripción de una tarde veraniega entre quinceañeras?
Como intento no quedarme sólo con la primera impresión me puse mi tope de las 50-60 páginas y aguanté, leí no sólo hasta el punto y final sino también los agradecimientos.
¿Qué pasa cuando lees a los grandes? Ya no sólo se diferencia entre literatura y literatura de masas, yo intento leer también algo de lo que se publica hoy, de lo que le gusta a la gente, porque soy consciente de que no viviré 200 años para saber cual de los actuales será considerado clásico. Acostumbrada a Cervantes, a Dickens, a Wilkie Collins, soñando con Galdós, imaginando tomar el té con Oscar Wilde, meditando con Barthes, Chomsky, Pinker, Ángel López, releyendo la Poética de Aristóteles, idolatrando a Ana Baquero, pidiendo copas pensando en Bukowski... pues acostumbrada a eso, me indigno con mayor facilidad.
Diré que la culpa no sé si es del propio autor, de la editorial Planeta (+34 934928036), del corrector de estilo o de Cristina Serna (traductora).
Motivos que hacen levantar la vista, espantada, del libro:
Pág. 83 "te vendrá de una multa": no, de una multa no vienen las cosas, si aparcas mal te vendrá una multa.
Pág. 89 El MOTIVO que me ha hecho fijame más y decidirme por esta entrada. Os pongo la página porque es algo verdaderamente increíble.
Pág. 180 "somos todo oído": o se han disfrazado de oreja-oído o han confundido la loc. verbal "ser todo oídos", con ese.
Pág. 223 "¿Quiere tomar algo? No sé, una caña, un aperitivo, un poco de agua...": Parece que me estoy pasando de tiquismiquis pero para un italiano tomar un Martini, un vermut o un cóctel es un aperitivo; es decir, un falso amigo entre italiano-español. ¿Por qué sé que el autor se refería a una bebida y no a un pincho de tortilla? Porque 4 líneas más abajo dice "En realidad, me gustaría comer , tengo un hambre...". Voilà, si le hubiese ofrecido un aperitivo español habría pedido la ensaladilla, el pulpo y los calamares rebozados.
Pág. 249 "mostrdor": Abreviar una A no suele servir para salvar un árbol...
Pág. 293 "con loo colado que está por..." presionando más tiempo las teclas no se consiguen buenos resultados.
Pág. 435 "y algunas mechas naranja en el pelo" mal mal no suena pero por qué no concordar el adjetivo con su sustantivo, naranjas.
Pág. 464 "Antes que nada me gustaría decirle algo. Podrían resultarle de utilidad": ¿EL QUÉ? ¿Algún motivo convincente para que aparezca podrían en vez de podría? Si no ha cambiado la gramática, algo es singular. Ese algo es lo que quiere contarle y eso que quiere contarle es el algo que podría resultarle de utilidad, ¿no?
Pág. 549 "Se montan en las Space Mountain". El inglés no es mi fuerte pero me compré la camiseta de esa atracción ("I survived, did you?) y el artículo debería ir en singular, la montaña espacial. Si queda alguna duda el párrafo continúa "Una montaña rusa a velocidad supersónica..." si es una por qué "LAS".
Pág. 648 "-Sí, pero no es nada. Sólo dice que se va a entreno": A lo mejor el muchacho quería decir que se va a entrenar...

¿Demasiado estricta? Hay bastantes fallos más, si queremos que se valore a los filólogos MANIFESTÉMONOS. Una publicación de una editorial como Planeta, un traductor que ha conseguido que aparezca su nombre en la primera página del libro, y pagar algo más de veinte euros me da licencia para quejarme de los errores que no son tan difíciles de evitar.
Y como cada vez me fío menos de lo demasiado comercial, leía el libro en alerta, ¿por qué se titulará Perdona si te llamo amor? La verdad es que la frase tiene tirón, seguro que fue un comercial o estudioso de marketing -me apuesto hasta la segunda falange de mi meñique de la mano derecha- quien decidió modificar una réplica de la protagonista: "Lo has oído bien. Perdona, pero te llamo amor". Claro, los títulos con comas se venden peor.

No todo iba a ser malo, la protagonista cumple años el 18 de mayo, ¡como yo!

3 comentarios:

Lorenasian dijo...

Pues yo estaba buscando información sobre la pederastia en "Perdona si te llamo amor" y quería poner un subtitulo en plan "Berlusconi también se tira a jovencitas", parece ser que intentan que la sociedad italiana vea con buenos ojos estas relaciones.

Un saludo.

Marina dijo...

he encontrado tu blog por casualidad, a mi el libro me gustó mucho, como todos los de Moccia.

Creo que el termino "pederastia" no deberia usarse aqui, al fin y al cabo las relaciones eran consentidas y la historia común como otra cualquiera porque el amor no tiene edad.

Me parece que no corresponde usar una palabra tan sería para definir casi de forma despectiva esta historia.

Pero para gustos...los colores.

Un saludo.

Jorge perez marini dijo...

Hola a todos, yo en mi libro de Perdona Pero Quiero Casarme Contigo he observado ciertos errores por ejemplo en la página 269 colocan RETRO en vez de RETO,luego colocan LIGI en vez de LUIGI y luego SOMO en vez de COMO, mi libro es de PLANETA INTERNACIONAL, quiciera saber si es esto normal y si les ha pasado; en todo el libro de Perdona Si Te Llamo Amor no observé ningún error parecido... Gracias de antemano, espero puedan responderme.